Machines

Hipnótica, laberíntica y desoladora. Miles de trabajadores exhaustos, interminables jornadas laborales de 12 horas y una inmensa fábrica textil en Surat, una ciudad industrial situada en el noroeste de la India. La cámara viaja ligera por los pasillos de este submundo invisible, donde humanos y máquinas son iguales. La expresividad de los sonidos genera un ritmo mecánico que nos acerca al mundo interior de los trabajadores.

El cineasta Rahul Jain debuta con una obra valiente y personal. Las cortas conversaciones que mantiene con los trabajadores nos descolocan y añaden una nueva capa de lectura a un film que va más allá de la denuncia de la explotación laboral. Observemos, incrédulos, una realidad dramática que nos atrapa por su esplendor sonoro y visual.