Dana Thomas, la hora del cambio

Solo uno de la docena de datos más recurrentes en las informaciones sobre negocio textil y crisis climática tiene consenso científico. El resto es pura especu­lación, “intuiciones, enlaces perdidos, marketing y algo que alguien dijo en 2003”, denunciaba el pasado enero la periodista y ecoactivista estadounidense Alden Wicker. “Una organización publica una estadística, otras cuatro la recogen en sus informes y así sucesivamente, hasta que llega un punto en que nadie recuerda o tiene en cuenta la fuente original. De esta manera funcionan las cosas para la moda en el espacio de la sostenibilidad”, expone la fundadora de la plataforma digital EcoCult. Las implicaciones de semejante revelación no son pocas, empezando por el escaso significado de las acciones que puedan emprender marcas y diseñadores en sus intentos por reducir la huella medioambiental de su trabajo y terminando por la imposibilidad de establecer una auténtica regulación para el sector. Por no hablar de la imagen que proyectan los implicados cacareando datos sin contrastar, que oscilan en un baile de números según se acuda al Foro Económico Mundial, la Organización Internacional del Trabajo, la iniciativa Clean Clothes o las consultoras globales de turno. Resultado: intoxicados de desinformación a estas alturas de tamaña película de catástrofes.

Continue reading “Dana Thomas, la hora del cambio”

¿Y qué pasa con aquellos que hacen nuestra ropa?

Con una industria textil que emplea a millones de personas, Bangladés es uno de los países que más sufre por el corte de pedidos de grandes firmas de moda, afectadas por el cierre de tiendas en el mundo. Un rastreador llamado Covid-19 Tracker actualiza la lista de marcas que pagan o no a sus proveedores

En Dacca, Bangladés, el 5 de abril de 2020 será recordado como el día en que estallaron el caos y la desesperación. El momento en que las consecuencias sociales y económicas de la pandemia de covid-19 se hicieron evidentes, con toda su claridad y violencia. Ese día, miles de trabajadores del sector textil llegaron a la capital, muchos de ellos a pie desde las zonas rurales, para cobrar el sueldo de marzo y volver al trabajo 10 días después del cierre de las fábricas impuesto por el Gobierno para contener el contagio. Sin embargo, el bloqueo se había prorrogado, y “a la mayoría de los trabajadores se les dijo que estaban despedidos o que la fábrica abriría cuando fuera posible”, cuenta Khadiza Akter, vicepresidente del sindicato Somramito Garments Sramik. Las imágenes de los trabajadores que volvían a casa aterrados, una marea humana que invadió el muelle de Mawa asaltando los transbordadores, dieron la vuelta al mundo. Continue reading “¿Y qué pasa con aquellos que hacen nuestra ropa?”

Las trabajadoras del textil buscan alianzas globales para poder negociar con las multinacionales

Los sindicatos del sureste asiático buscan hacer red para evitar represalias patronales o la deslocalización de la producción al exigir sus demandas laborales o ejercer su derecho a huelga.

Desde los año 90, son muchas las campañas que vienen concienciando a la población de la importancia de saber de dónde viene la ropa y las condiciones de quienes las han producido. A esta preocupación por las condiciones de trabajo se le une el ecologismo, que ha hecho que nos preguntemos por las sustancias tóxicas, por los recursos usados y por los deshechos que genera la producción de ropa y calzado. Todo esto ha sido contrarrestado por el auge de la fast fashion, por la proliferación de cadenas de ropa low cost y el aumento de las ventas por internet, muchas veces respondiendo más a estados de ánimo o promociones que a una necesidad real de esos productos.

Continue reading “Las trabajadoras del textil buscan alianzas globales para poder negociar con las multinacionales”

Dozens of Bangladesh factories close as workers strike

Dozens of garment factories in Bangladesh shut down Thursday as a workers’ strike escalated, in a move that could hit supplies to top Western retailers during the busy holiday season.

The Bangladesh Garment Manufacturers and Exporters Association (BGMEA) closed 55 factories in a suburb on the outskirts of Dhaka, association president Siddikur Rahman said, after police arrested at least seven people who were leading the strike. “Those (factories) will remain closed until the government says it is safe to reopen them,” Rahman told AFP.

Workers went on strike nine days ago to protest the firing of 121 colleagues and soon added a pay hike to their list of demands. The protest escalated earlier this week when police fired rubber pellets, injuring 10 demonstrators according to labour leader Taslima Akhter. Continue reading “Dozens of Bangladesh factories close as workers strike”

The women of Brukman

During the 2001 economic collapse in Argentina, the seamstresses at Brukman’s Clothing Factory took over the operation the owners had abandoned. They reorganized it on a self-management model, without a doubt the most inspiring of the many new economic experiments in that country. Isaac Isitan followed these courageous women over many years, their struggle to get the operation running again, their expulsion from the factory, months of battling to get it back, and tangles with the law. This is the story of a venture that began as a means of survival and became a genuine school for civics.