Mueren electrocutados al menos 28 obreros de un taller textil clandestino en Tánger

El taller se encontraba en un subsuelo en el que trabajaban 40 personas. La mayoría de las víctimas son mujeres

Al menos 28 personas han muerto este lunes por la mañana en un taller de confección clandestino en Tánger, según informaron varios medios locales en Marruecos. La fábrica ilegal, situada en un subsuelo y en la que trabajaban 40 personas, quedó inundada tras las lluvias torrenciales de la madrugada del lunes. Al no contar con las condiciones exigidas las víctimas fallecieron electrocutadas. Una decena de víctimas fueron socorridas, según informó el sitio digital Le360que cifraba en, al menos, 17 el número de mujeres fallecidas. Las autoridades han abierto una investigación para aclarar las causas del accidente.

El local, que se encuentra en el barrio de Branes II, cerca del centro de la ciudad, no cumplía con los requisitos de seguridad exigidos por las autoridades, según destacan varios medios locales. Las intensas lluvias caídas en toda la región del norte de Marruecos provocaron inundaciones en los barrios bajos de la urbe y en algunas calles el agua incluso superaba las ventanillas de los coches. Una situación que complicó presumiblemente la situación en el sótano.

El sector textil es la primera fuente de empleo del país, con más de 190.000 puestos de trabajo en su haber. Muchos talleres de confección legalmente establecidos en Marruecos, donde trabajan a menudo muchas personas en pequeños espacios, se han visto obligados a implantar medidas de distancia social, lo que encarece la producción. La baja demanda de pedidos procedentes de España y Francia –principales clientes de Marruecos– y las medidas sanitarias exigidas han llevado a algunos empresarios a echar el cierre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *